//
you're reading...
nutricion

CONSEJOS PARA TU SALUD – La adicción y la alergia

Somos adictos a un alimento o bebida (y por tanto lo deseamos) cuando: a) este nos produce síntomas de desequilibrio, como dolor de cabeza, cansancio, problemas de piel, trastornos digestivos o tensión algún tiempo después de consumirlo, y b) los síntomas se alivian al consumir mas de lo mismo. Si, por ejemplo, usted ha dejado los dulces o el café, al principio le van a acometer terribles deseos de comer dulces o tomar café y se va a sentir deprimido y tenso. Coma una galleta o una taza de café y los síntomas desaparecerán, aunque no la adicción.

La adicciones son bastante difícil de detectar: no siempre tenemos claro que nos atraen alimentos determinados solo porque los hemos comido antes y nos duele no comerlos. La sustancia adictiva mas común de esta categoría, de cuya adicción no se libra casi nadie, es el azúcar refinado. Un bocado de tarta, si no hemos comido nada dulce durante un tiempo, y al día siguiente desearemos otro; pensamos “seguro que necesito esto” o “un goloso eso es lo que soy” y vamos a por el bocadito de tarta. Y después necesitamos otro y otro y otro. El deseo de hoy ha sido causado por el caramelo de ayer.

Dejar de azúcar es muy parecido a dejar una droga adictiva. Se producen los deseos o ansias vehementes, dolores de cabeza, depresión, cansancio y animo bajo. Afortunadamente, estos síntomas no suelen durar mas de tres o cuatro días después del  ultimo dulce comido. Pasados esos días, viene una perceptible sensación de ligereza, de claridad que finalmente resulta, mucha mas adictiva que el azúcar.

Son muy corrientes las adicciones a estimulantes como el café, el chocolate, los cigarrillos los narcóticos y el alcohol.  Para acabar con un adicción se necesita fuerza de voluntad, además de otros cuantos trucos (véase mas adelante) y la abstención durante al menos cuatro días, si no mas, hasta que el vehemente deseo se apaga.

Las ansias físicas de los alimentos o estimulantes adictivos desaparecerán cuando hayan acabado con los síntomas de abstinencia. Sin embargo, cada vez que se consume aunque sea un bocado de la sustancia culpable, es necesario tener cuidado y vigilarse por si la adicción estuviera de regreso con una oscilación total, si no, muy fácilmente podría dominarnos nuevamente.

La alergia a un alimento es lo contrario de la adicción: aparecen síntomas desagradables casi inmediatamente después del consumo de la substancia culpable y lo mejor para controlar esos síntomas es evitar totalmente esa sustancia. Sin embargo hay muchos casos en que no relacionamos los síntomas alérgicos con el alérgeno (el alimento que los causa) y continuamos deseándolo y sufriendo el cansancio, la tensión o los dolores de cabeza sin comprender cual es la causa ni lo sencillo que seria sanarlos.

Las alergias alimentarias mas comunes son las alergias a la leche y sus derivados, a los huevos, al trigo, maíz, mariscos, frutos secos, chocolate café y alcohol. Si las reacciones no son físicas, como por ejemplo la ansiedad, la somnolencia o el cansancio extremo, es posible que uno ni se de cuenta que tiene una alergia alimentaria. Con muchísima frecuencia, las personas que son alérgicas a un alimento también son adictas a el, es decir tienen los síntomas cuando “no” los consumen; por lo tanto, durante un breve periodo, la eliminación del alimento alergenico provocara desagradables síntomas de abstinencia  con los cuales habremos arreglarnos- las igual como se ha dicho antes con respecto a las adicciones. La consecuencia mas beneficiosa de romper el circulo vicioso de las adicciones y alergias es la desaparición de los síntomas desagradables, tanto físicos como psicológicos. Con solo eliminar el azúcar y los productos lácteos de la dieta pueden desaparecer también  una diversidad de alergias no relacionadas con estos ( a los gatos, a las plumas e incluso al trigo).

*El poder curativo de los alimentos – Annemarie Colbin*

Para aplacar los deseos de

El alimento ha de ser

Comer mas

Comer menos

Reemplazar por

AZUCAR (tartas,galletas, pasteles,caramelos, helados)

Eliminado

Cereales integrales, Boniatos,calabazas,manzanas al horno, dátiles, fruta cocida

Carne, sal, productos lacteos

Platanos congelados (en lugar de helado); postres endulzados con malta de cebada, jarabe de arroz, jarabe de arce

ALCOHOL

Disminuido o eliminado

Hidratos de carbono complejos, verduras, maíz, hojas verdes amargas

Grasas, sal, miso, salsa de soja, proteína animal

Cerveza sin alcohol, zumos de fruta

CAFE

Eliminado

Verduras, ensaladas

Alimentos acidificantes: carne, azúcar, harina, cereales; sal

postum

SAL

Disminuido

Algas, alubias negras, verduras

Dulces, grasas, alcohol, carne, cereales

Salsa de soja natural, miso (pequeñas cantidades), hierbas y especias

PRODUCTOS LACTEOS

Muy disminuido o eliminado

Hojas verde, cereales integrales, legumbres, pescado

Azucar, repostería al horno, frutas, carne

Tofu (pequeñas cantidades), leche de almendras o avellanas

GRASAS Y DULCES

(incluidas las elaboraciones al horno hechas de harina de trigo integral, endulzantes naturales y aceites)

Disminuido

Proteinas: legumbres, pescado, pollo, huevos

Cereales, frutas, ensaladas

Advertisements

Discussion

No comments yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: